Saltear al contenido principal
Menú
¿Qué Es El Hándicap Asiático?

¿Qué es el hándicap asiático?

¿Qué es el hándicap asiático?

El hándicap asiático es un tipo de mercado de apuestas deportivas mediante el cual podrás añadirle una ventaja, o desventaja, a un equipo para que el encuentro recobre la igualdad y para obtener cuotas más competitivas a partir de una situación ficticia.

Dicho de otro modo, los hándicaps asiáticos te permiten utilizar condicionantes en una apuesta deportiva para que el partido vuelva a ser competitivo. Por ejemplo, en un encuentro entre el Barça y el Mirandés (2º división), es muy probable que la cuota por la victoria del Barcelona sea poco o nada atractiva. Todo lo contrario ocurrirá con la cuota del Deportivo Mirandés, que tendrá cuotas muy suculentas pero muy poco probables.

Descubrir que es un hándicap.

Gracias al hándicap asiático puedes sumar y/o restar puntos/goles ficticios de un encuentro. Esto conlleva que, por ejemplo, el partido comience con un 0-1 a favor del Mirandés. Es decir, esto tendrá cuotas más probables y suculentas para su victoria, pero también aumentará el valor del favorito en el duelo.

Por otro lado, es posible que también conozcas el hándicap europeo. Este se diferencia principalmente del hándicap asiático en que el europeo SÍ considera el empate como resultado válido, mientras que el hándicap asiático no lo hace e invalida la apuesta devolviendo el dinero.

Tipos de hándicap asiático

Dentro del mercado de hándicap asiático existen muchos tipos de apuestas de hándicap asiático. A continuación, te mostramos todos los tipos, te explicamos su funcionamiento y te ofrecemos un ejemplo práctico para visualizar su objetivo.

Hándicap asiático entero

Este es el tipo de hándicap asiático más utilizado por su facilidad de comprensión y sencillez de cuotas. El hándicap asiático entero es aquel en el que la ventaja o desventaja aplicada a un equipo es representada por un número entero (+1, -1, +2, -2, +3,-3).

En este tipo de hándicap asiático el empate es posible, pero se anula la apuesta si ocurre. De esta forma nos devuelven la cantidad apostada en un inicio. Todo esto sin importar el valor del hándicap. Sea negativo o positivo, el empate en los hándicaps asiáticos enteros es probable y debemos considerarlo al momento de apostar en este mercado.

Visto en un par de ejemplos, sería algo así:

  • Apostamos por la victoria del Elche con un hándicap entero +1 (Elche +1). En caso de que el Elche consiga una victoria o empate, nosotros ganaríamos la apuesta, ya que se le sumaría un gol al resultado final. Es decir, si el resultado final es de 1-1 y le sumamos el hándicap asiático, el resultado con hándicap sería de 2-1. Por lo que nuestra apuesta resulta victoriosa.
  • Apostamos por la derrota del Real Madrid con un hándicap entero -2 (Real Madrid -2). En este supuesto, la derrota del Real Madrid o el empate nos saldaría la apuesta como ganada. Sin embargo, si el partido termina 3-0 a favor del Real Madrid (1-0 con la acción del hándicap), nosotros perdemos la apuesta realizada.

Hándicap asiático medio

El hándicap asiático medio implica sumar o restar una cantidad determinada al marcador con medios puntos (+0.5, -0.5, +1.5, -1.5, etc.). Este formato de hándicap asiático no permite los empates en sus resultados pues cada vez que un partido termine en empate se le sumará el medio punto adicional y desempatará el resultado final.

Veamos un ejemplo de hándicap asiático medio positivo y negativo:

  • Realizamos una apuesta a favor de la victoria del Celta con un hándicap asiático +1.5 (Celta +1,5). En el caso de que el resultado del partido termine en victoria del Celta o empate, nosotros cobramos la apuesta. Sin embargo, si el resultado final excede en nuestra contra la cantidad de puntos determinados perdemos nuestra apuesta. Es decir, en un resultado 2-0, a favor del contrario, nosotros perderíamos la apuesta, ya que el resultado final sería de 2-1.5.
  • En esta ocasión apostamos a que el Celta ganará, pero con un hándicap asiático medio negativo de -0.5 (Celta -0.5). Dicho de otro modo, el Celta deberá conseguir ganar el encuentro por un tanto o más. Este tipo de hándicap anula la posibilidad de que termine en empate un partido y perdamos la apuesta. Para visualizarlo mejor, si el resultado es de empate 1-1, el resultado con el hándicap terminará en 1-0.5 y perderemos la apuesta. No obstante, esto aumentará el valor de la cuota, sobre todo en partidos igualados.

Hándicap asiático de cuartos

El hándicap asiático de cuartos es el más complicado de comprender y el menos utilizado. Con este tipo de hándicap podremos realizar apuestas en las que, dependiendo del resultado final apostaremos únicamente con una parte de la apuesta realizada. Esto nos permitirá asegurar una parte de la apuesta en encuentros complicados en los que puede pasar de todo.

Estos ejemplos te harán comprender fácilmente el hándicap asiático de cuartos:

  • Apostamos por la victoria del Valencia con un hándicap +0.25. Todos los resultados que impliquen la victoria del Valencia nos otorgarían la recompensa. Sin embargo, si el encuentro termina en empate nos devolverán la mitad de la apuesta y la otra contaría como ganada. Por supuesto, en caso de derrota perderíamos la apuesta.
  • En este caso apostamos por la victoria del Valencia con un hándicap -0.25. Aquí, la victoria del Valencia también nos concede la recompensa de la apuesta. No obstante, ante un empate conseguiríamos la devolución de media apuesta y la otra mitad contaría como perdida. La derrota también nos haría perder la totalidad de la apuesta.
  • Apostamos a la victoria del Atalanta con un hándicap +0.75. En estos supuestos, la victoria o el empate del Atalanta nos daría la apuesta como ganada. No obstante, si el Atalanta pierde por 1 tanto de diferencia, nos devolverían media apuesta y la otra mitad sería considerada perdida. La derrota en el resultado final también significaría nuestra derrota en la apuesta.
  • Ahora apostamos a la victoria del Atalanta, pero con un hándicap -0.75. Aquí solo nos daría beneficios completos con la victoria del Atalanta por más de 2 goles. Con una victoria por un solo tanto de diferencia nos devolverían media apuesta y la otra mitad contaría como ganada. Sin embargo, empatar o perder daría nuestra apuesta como perdida.

Hándicap asiático Draw No Bet

El hándicap asiático Draw No Bet (DNB, 0.0) es un tipo de hándicap que tiene como función anular únicamente el empate en un encuentro (normalmente de fútbol).

Dicho de otro modo, cualquier resultado de un partido que sea distinto de un empate nos aportará ganancias o pérdidas. No obstante, el empate nos devolverá la totalidad de nuestra apuesta.

Ejemplo:

  • Utilizamos el hándicap asiático (DNB) en un clásico entre el Barça y el Madrid (Barça 0.0), ya que en la vida real a ningún equipo tampoco le interesará el empate. En el caso de que el Barça gane, obtendríamos recompensas. Si el Madrid gana, entonces perderemos la apuesta realizada. Pero más importante, si el clásico termina en empate nos devolverían la totalidad de la apuesta.

Ahora ya eres conocedor del funcionamiento exacto del hándicap asiático principal y sus variantes. Es el momento de que utilices tus conocimientos para crear tus estrategias y realizar tus apuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menú
Volver arriba
×Close search
Buscar