Saltear al contenido principal
Menú
La Volatilidad En Slots

La volatilidad en Slots

Volatilidad en slots

Cuando iniciamos un juego de tragaperras encontramos una gran cantidad de información acerca de sus propiedades, siendo las más importantes el RTP, rodillos, líneas de pago y, la que veremos hoy en detalle, la volatilidad.

La volatilidad, o varianza en slots, es una propiedad inherente de los juegos de azar que determina un rango estadístico en el que se recibirán los premios. A continuación, te detallamos que queremos decir con esto.

La volatilidad hace referencia a la frecuencia con la que un juego de tragaperras distribuye un premio. Por ejemplo, la volatilidad de una apuesta tan simple como predecir el resultado de tirar una moneda al aire y que caiga cara es, a priori, del 50%. No obstante, la realidad es que esto solo se dará una vez se hayan realizado decenas y centenares de pruebas. Es probable que las primeras 5 salgan cruces. Sin embargo, cuántas más pruebas se hagan, mejor se determinará la volatilidad de dicho juego. Por tanto, lanzando la moneda 100 veces nos acercaremos a valores muy cercanos al 50% para ambas caras.

Lo mismo ocurre con la varianza en las slots. Esta propiedad determina la frecuencia con la que conseguirás premios jugando a este juego y el volumen de estos, siempre con una gran muestra de pruebas para determinarla. Por eso, es posible que obtengamos una “racha” larga de giros con los que no obtenemos premios, Sin embargo si realizamos una sesión bien larga obtendremos una cantidad de giros premiados que se acerque a la volatilidad que se indica.

Es importante conocer que, la volatilidad en slots no puede ser alterada de ninguna manera. Esta propiedad es distinta en cada una de la tragaperras que juegues y depende de las otras características del juego. Por ejemplo, si la tragamonedas posee 6 rodillos, más funciones especiales, más líneas de pago, es probable que la slot posea una varianza elevada. Sigue leyendo para conocer los rangos más habituales de las volatilidades en tragamonedas.

¿Volatilidad y RTP son lo mismo?

Es muy común confundir estos dos conceptos pues parecen referenciar a una estadística similar. Sin embargo, la volatilidad es algo muy distinto al Retorno al Jugador, aunque son dos propiedades que suelen ir muy ligadas la una de la otra.

El RTP indica el porcentaje teórico que el jugador conseguirá en ganancias en una slot. Por ejemplo, si el RTP de una slot es del 90%, esto significará que de cada 100€ invertidos deberíamos recuperar 90€. Pero aquí es donde entra en juego la volatilidad.

Si el RTP se cumpliera de manera tajante, nadie jugaría a las tragaperras, pues sabrías antes de comenzar a jugar el resultado de tu sesión.

Gracias a la volatilidad, el RTP no se cumplirá en la mayoría de casos. En algunos momentos es muy probable que consigas Retornos Teóricos superiores a los indicados, y en otros podrán ser inferiores. Esto se debe a que, al igual que la volatilidad.

Tipos de volatilidades en tragaperras

Tal y como hemos mencionado anteriormente, la volatilidad posee rangos, pero no datos exactos. Es por ello que no existe una forma sencilla de clasificarlas, más que dándoles un nombre a cada uno de estos rangos.

A continuación, te mostramos los 3 tipos más comunes de varianzas y sus características más destacables:

Volatilidad baja

Las slots de volatilidad baja son aquellas que te ofrecerán una dinámica de juego en la que consigas premios con mayor frecuencia, pero de menor valor que las demás tragaperras. Sabiendo que el rango de este tipo de volatilidad será más reducido (bajo) que en otras ocasiones, es más probable que consigas más recompensas durante tus sesiones de juego, incluso si estas son cortas.

Este tipo de volatilidad en tragaperras es ideal para cualquier usuario que desee pasar un buen rato con su slot favorita, pero que no desea tener una sesión de juego demasiado movida y con muchos sobresaltos. Es perfecta para conocer todos los secretos y funciones del juego y hacerse con el estilo de juego de un proveedor o tipo de slot concreto.

Volatilidad media

Las tragaperras con una varianza media son los juegos de slot más equilibrados del mercado. Este tipo de volatilidad asegura una relación entre frecuencia de premios y la cantidad de los mismos bastante balanceada. Es decir, son slots que te pueden ofrecer grandes sorpresas, pero que no precisan de una cantidad demasiado elevada de giros para lograr buenos premios.

Este tipo de tragaperras es perfecta para todo tipo de usuario debido al buen equilibrio entre su jugabilidad, las veces que conseguirás premios y la calidad de los mismos. Además, esta varianza es la más utilizada en la mayoría de slots por los proveedores, ya que permite utilizar muchas arquitecturas de juego distintas.

Volatilidad alta

Las slots de volatilidad alta son las que ofrecerán más sobresaltos y sorpresas a cualquier usuario. Estas tragamonedas tendrán un rango de frecuencia de premios muy alto. Esto supondrá conseguir giros premiados a largo plazo. A consecuencia, los premios que puedes conseguir en las slots con una elevada volatilidad serán muy superiores a las slots de varianzas inferiores.

Estas tragaperras son perfectas para los usuarios que aman la adrenalina, pues en muchas ocasiones deberás esperar pacientemente hasta conseguir un premio, pero cuando llegue, es muy probable que merezca mucho la pena.

Conclusión

La volatilidad es un factor inherente de las slots, que no puede ser modificado y que indica un rango para comprender la frecuencia con la que se obtendrán premios en un juego de tragaperras.

Está estrictamente ligada al RTP, pero no son lo mismo. Uno ofrece un porcentaje teórico de ganancias, mientras que la varianza ofrece un baremo en el que dicho porcentaje se moverá.

Dependiendo del tipo de volatilidad también se modificará el estilo de juego que encontrarás. Si eres una persona que disfruta tranquilamente de las tragamonedas, tu tipo de slot será de volatilidad baja. Si, por el contrario, te encanta la adrenalina y quieres conseguir grandes premios, tu slot ideal poseerá una varianza alta. Si quieres un poco de ambas, prueba las slots con varianzas medias.

Ahora ya conoces todo lo referente a la volatilidad, o varianza, en slots y tragaperras. Es el momento de disfrutar de los centenares de juegos de nuestro catálogo, pero en el rango de varianza que tu prefieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menú
Volver arriba
×Close search
Buscar