Saltear al contenido principal
Menú
Día 30 – Estilos De Juego De Los Finalistas

Día 30 – Estilos de juego de los finalistas

Estamos a solo un día de una final histórica entre Italia e Inglaterra. Un partido en el que los ingleses tendrán su primera oportunidad de ganar la Eurocopa. Por su parte, Italia tendrá ocasión de sumar una segunda Euro a su palmarés internacional.

Sin embargo, ambas selecciones tienen ideas de juego muy distintas. Mancini ha logrado dar forma a una selección que estaba de capa caída los últimos años y Southgate le ha dotado a Inglaterra de una solidez que no tuvo en anteriores torneos.

A continuación te mostramos las diferencias en el juego de ambas selecciones de cara a esta final histórica. ¿Quién vencerá? Los pronósticos mañana mismo.

¡Empezamos!

Italia

El equipo al cargo de Roberto Mancini ha demostrado que puede adaptarse a los distintos estilos de juego, sobre todo frente a España, pero sobre todo ha dotado a su selección de un ataque muy directo y sin especulación.

En primer lugar, los italianos eran reconocidos por el “Catenaccio”. Este era un estilo de juego basado en permitir a sus rivales proponer juego y desarrollar sus estrategias con base en una defensa ultra-sólida y unos contraataques fulgurantes (demasiada especulación y poco espectáculo). No obstante, en esta Eurocopa, y en los anteriores encuentros clasificatorios para la Nations League y la Copa del Mundo de Qatar, hemos podido ver una clara evolución en el juego italiano. El Catenaccio ha desaparecido y se ha instaurado un estilo de juego muy basado en individualidades y una ofensiva trepidante por las bandas.

El estilo principal de juego de Italia es el “Todos por el todo”. Cada una de las posiciones tiene como “obligación” atacar en bloque alto y defender en un bloque medio, sin abandonar los tintes más defensivos de la Italia clásica. Esto ha dotado a la selección azurra de un equilibrio tremendo en ambas fases del juego.

Sin embargo, uno de los puntos principales del juego italiano es el centro del campo, liderado por Verratti y Nicolò Barella. Un centro del campo que tiene como principal objetivo la presión tras pérdida y la distribución veloz hacia las bandas, habilitando a jugadores como Insigne y Chiesa para que finalicen en acción individual, o bien consideren encontrar a Ciro Immobile en el punto de penalti.

Inglaterra

La selección comandada por Gareth Southgate ha llegado a la final de esta Eurocopa con tan solo un tanto en contra. De hecho, concedieron ese único tanto en semifinales frente a una gran Dinamarca. Esto habla mucho de, por lo menos, el estilo de juego defensivo de Inglaterra.

De hecho, empezaremos hablando de su defensa. Una defensa que tiene más tintes italianos que la propia defensa italiana. Esta selección de Inglaterra ha mostrado su cara más cautelosa a lo largo del torneo. Ha dejado proponer cuando ha creído que así tenía que hacerlo y ha saltado a la presión en menos ocasiones de las que debería. Sin embargo, el balance defensivo ha sido excelente. Desde los zagueros a un imperial Pickford en portería.

No obstante, este estilo de juego más “Catenaccio” ha conseguido grandes resultados para una Inglaterra que tiene talento y nivel para tomar el control de los partidos.

En el apartado más atacante de Inglaterra, está claro que el estilo de juego es muy continuista con la defensa. Mucha especulación y mucho “Tiki Taka” en busca de los huecos que puedan generarse con los cambios veloces de banda. Este es, de hecho, el mayor problema que pueda afrontar Inglaterra en la final si Italia decide salir a por el partido y no hacer lo mismo que frente a España.

No obstante, Inglaterra cuenta con jugadores de un nivel excelso en tres cuartos de cancha. Desde Raheem Sterling hasta Harry Kane y pasando por Mason Mount, estos jugadores son capaces de encontrar huecos en cualquier defensa. Lo único que faltará por ver es si Southgate toma la decisión de ir a por el encuentro antes que los de Mancini lo hagan.

Cabe mencionar que Inglaterra podría monopolizar el juego en el centro del campo y hacer que Italia vuelva a caer en un juego ultra-defensivo en el que solamente cuenten con contraataques potentes ante una defensa prácticamente perfecta.

Ahora ya conoces exactamente las claves de las dos selecciones finalistas. Recuerda la final:

Descubre nuestras apuestas deportivas con más de 350 mercados para esta Eurocopa y apoya a tu selección favorita.

Desde 1986, #DamosJuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menú
Volver arriba
×Close search
Buscar